Muro impenetrable de vacíos
construido a punta de cósmicas miradas
y ansiedades evasivas
en crecendos defensivos
de seres consumidos
por deseos radicales,
doblegados por egos
de debilidad insuperable,
de trozos moribundos,
labios insinuantes ya sin besos,
músculo – reloj enmudecido
cargado de caricias enmohecidas
sangre olvidada de ojos dormidos
sumergidos en la noche
del silencio clandestino,
jaula de instintos,
forma de cuerpos,
cruz animal abandonada, triste,
sin palabras articuladas,
duelo extendido,
puñal hundido,
hálito extinguido…