Category: 2.2.2-NUESTRA REALIDAD COTIDIANA


Emulando a Mafalda y a Quino,…
País In The Pendiente

¿Cómo podemos serlo, si seguimos clavados a la “cruz de la ignorancia” que nos impusieron durante el peor genocidio, en la historia de la humanidad?… ¡Despertemos!

Es, literalmente absurdo, cuánto estamos viviendo…
¿Cómo podemos aceptar como “irreversible”, la situación en la que estamos estancados, derivada de la discusión de este Plan Fiscal, (con el que será imposible aumentar la recaudación, si la economía costarricense sigue desacelerándose, asfixiada por la ineficiencia, por los costos y por el ridículo exceso de trámites) y la argumentación de que el problema lo ha causado la defraudación de los empresarios, sin mostrar ningún indicio de sensatez y mesura, por parte de las autoridades gubernamentales, para demoler el despilfarro, el descontrol y la corrupción que carcomen a todo el aparato estatal y explorar una solución más apropiada…?
Cualquier economista o aspirante a serlo, debería conocer la “Curva de Laffer” (basada en el Teorema de Rolle) y, muy parecida a la famosa “Curva de Gauss”), según la que, “si la carga impositiva aumenta, la recaudación tenderá a decrecer”…
A modo de ejemplo, he dibujado su gráfica simplificada así…
Curva de Laffer
Como se reseña en Wikipedia, “La característica más importante de esta curva reside en que indica que cuando el tipo impositivo es suficientemente alto, si se sube aún más, los ingresos recaudados pueden terminar disminuyendo. La disminución de la oferta del bien reduce hasta tal punto los ingresos fiscales que la subida del tipo impositivo no compensa la disminución de la oferta. Este fenómeno se denomina efecto Laffer, en honor al economista Arthur Laffer que hizo este gráfico a principios de la década de 1980. Una menor tributación puede, si la economía se encuentra en el lado ascendente de la curva, aumentar la recaudación porque:

  • Incentivará la actividad, incluso empresas extranjeras podrán plantearse instalarse en ese país. De otra forma esta recaudación no se produciría.
  • Aumentará consumo debido al aumento de la renta.
  • Detraerá parte de la economía sumergida y el fraude.”

En esta misma página, al respecto se mencionan varios ejemplos muy reveladores, uno de ellos, relativo a Canadá:

Entre 2002 y 2012, el tipo aplicado en el Impuesto de Sociedades de Canadá pasó de niveles cercanos al 40% a tasas ubicadas en el entorno del 25%. Esta rebaja fiscal no se tradujo en una merma de ingresos, sino que mantuvo la recaudación por encima del 2,5% del PIB, con varios años superando la barrera del 3%.
Los niveles de recaudación de Canadá en 2015 son muy superiores a los observados entre 1982 y 2002, dos décadas a lo largo de las cuales la fiscalidad aplicada a los beneficios empresariales se situaba en tasas superiores al 40%.
3

​El resumen menciona muchos otros casos y en todos se concluye, como se refiere el economista de la Escuela Austriaca J.R. Rallo Julián:

(…) De entrada, es evidente que la curva de Laffer sí es cierta: su veracidad sólo necesita de la existencia de un tipo impositivo que maximice la recaudación y de que ese tipo impositivo no sea el 100%. Al final, lo que nos dice Laffer es, simplemente, que la recaudación no es una función lineal de los tipos impositivos debido a que éstos, si bien influyen positiva y directamente sobre los ingresos fiscales, también lo hacen negativa e indirectamente por la vía de aniquilar bases imponibles. Quizá el asunto se entendería mejor si, en lugar de “curva de Laffer”, habláramos de “punto de saturación de Laffer”: aquel tipo impositivo cuyo incremento es incapaz de aumentar adicionalmente la recaudación.

Lo anterior debería ser suficiente para detenernos a analizar, desde una perspectiva “multidimensional” e integral, que la verdadera solución al problema fiscal del país, no se resuelve aumentando la carga impositiva, siguendo el  “pensamiento lineal”, con un Céteris Paribus peligrosísimo.
Coincidimos en que el déficit fiscal es un problema crítico; no obstante, es evidente que si la economía no se reactiva, no se acelera, no habrá forma de reducirlo y, menos, en las actuales condiciones, ni siquiera se podría detener su crecimiento exponencial.

No permitamos que la “medicina sea peor que la enfermedad“. Ésto es especialmente válido al recurrir a formas de presión como las manifestaciones populares o las huelgas. El ambiente está muy tenso y podría derivar en una situación incontrolable que todos terminaremos por lamentar, con un costo social sin precedentes y sin que se llegue a solucionar el problema, provocado como todos sabemos y sufrimos por el exceso de lastre que nos impide avanzar…

Con frecuencia en el gobierno anterior, se nos decía: “no es de este gobierno, no es nuestra responsabilidad…” ¿Y no son muchos de los mismos funcionarios, los que han estado y han sido cómplices de la situación que hemos estado arrastrando y que ahora amenaza con estallarnos? (17/05/1017)
En ese momento, me planteaba, si los resultados de ese “gobierno” de académicos eran tan malos (desastrosos), ¿por qué nadie se preguntaba, ni se pregunta críticamente, cuál debería ser la calidad de los profesionales que ellos han estado “formando” a pesar de los miles de millones que se despilfarran en un sistema “universitario” anacrónico, hipertrofiado, ineficiente y oneroso que funciona como un feudo, solo para su propio beneficio?
En el 2016, el FEES destinaba el 57,7% de los recursos establecidos (₡440.773.250.928 (cuatrocientos cuarenta mil doscientos cincuenta millones setecientos setenta y tres mil novecientos veintiocho colones). Un año después (2017) se destinaron ₡600.000.000.000 -seicientos mil millones de colones para estas instituciones) en planillas.  Con esas cantidades obscenas y desenfrenadas, el pais gastó en cada graduado de las universidades públicas casi 10 veces más de lo que invierten los estudiantes y sus familias, en las privadas. Ese gasto no es retribuible por dichos profesionales, ni siquiera por el desproporcionado beneficio recibido; ni el “trabajo comunal” podría considerarse como un amortización por tal deuda “ética”. No hace falta incluir, tampoco, como “aderezo” los quince mil millones que, recientemente, se le aprobaron al FEES por la “subejecución presupuestaria” de otros centros (incapacidad para cumplir con los planes autorizados o previstos) que deberían haber sido invertidos, principalmente en la educación primaria, urgida de mejor infraestructura.

En la estructura docente de las mismas, el 70% de sus funcionarios son interinos.

Señalar estos síntomas, tampoco se compara con el absurdo hiperbólico de no tener una institución, sino seis y, demográficamente sólo contamos con cinco millones de habitantes. Junto con las privadas, hay operando en Costa Rica, al menos 54 instituciones. De todas ellas, deberíamos preguntarnos si, como sociedad no podemos garantizar la calidad de la “formación básica“, ¿qué clase de profesionales nos puede garantizar el Sistema Nacional de Educación Superior o del Consejo Nacional de Educación Superior, si no existe ningún modelo de planificación que responda a los requerimientos del país?…
     Si del Sistema Educativo costarricense, Público o Privado (igual que del de Económico, del de Salud, del Judicial, del de Vivienda y de todos los demás) solo se esperan resultados mercantiles o comerciales, ¿cómo se podría garantizar una mejor calidad de vida para toda la población?… (El libro “El Poder de la Decencia” del Dr. Sergio Fajardo, debería ser de lectura obligatoria para todos los funcionarios)
  • ¿Quién define la calidad, experiencia y formación de los docentes?
  • ¿Cuál es el parámetro con el que se cancelan sus honorarios? ¿El del trabajo doméstico? ¿No deberia ser, al menos el de la “hora profesional”?
  • ¿Cómo es posible que el modelo que utilizan sea “pedagógico” cuándo todos los estudiantes son adultos?
  • ¿Cuáles son los valores en los que se debería cimentar el “emprendedurismo” capaz de impulsar el “proyecto país” que podemos ser, si solo preparamos “empleados” o improvisados docentes, gracias al muy apropiado y conveniente modelo endogámico que se ha multiplicado sin control por todo el sistema?
No estamos en el umbral de una crisis, ¡estamos en crisis!, sin embargo, ninguna de nuestras flamantes instituciones universitarias fue capaz de preveerla, advertirla, ni contribuir a evitarla. ¿Será acaso porque solo se han dedicado a repetir y reproducir información y han sido incapaces de producir conocimiento útil y eficaz para nuestra propia realidad, mientras nos hundimos de manera irreversible…?

¿Adolescemos de “disonancia cognocitiva” (defecto provocado cuando la mente se niega  a reconocer o a aceptar los hechos) o lo que padecemos es el producto de la ignorancia resultante de nuestro modelo educativo, en el que se prohibe pensar y por el que nadie es capaz de preguntarse: por qué estamos así? (Ver ¿Son las universidades públicas las portadoras de la verdad?)

Otro tanto inexplicable, se lo comentaba en las redes sociales, a Fernando Berrocal, recientemente:

Costa Rica no tiene ley, tiene un enmarañado sistema jurídico que provoca ingobernabilidad e ineficiencia. Hace 10 años, llevábamos un inventario de casi 26.000, omisas, confusas, contradictorias… Solo valorá la capacidad de quienes las procesan y “aprueban”. Si no fueran tan inútiles, no tendrían que estarle consultando a la Sala Constitucional…
Empecemos a romper ese impenetrable muro. ¿Habrá alguien que se atreva?
La misma receta habría que aplicar con decenas de instituciones inservibles. Cuándo crecíamos, teníamos 7 gobernadores, ahora hay 82 y en el horno hay uno más… ¿Han mejorado la calidad de los servicios y gestiones, cuando una gran cantidad de funcionarios confunden “mapa con territorio y desconocen los principios elementales de la planificación”?
Un banco, como institución financiera debe demostrar rentabilidad en su gestión, ¿cómo es que tenemos décadas de estar inyectándole el 1,25% del salario de todos los trabajadores de este país a uno, que no es capaz de devolver utilidades por el capital depositado en él? ¿Porqué no se utiliza este porcentaje para fortalecer el sistema de pensiones, en vez de estar inventando impuestos que terminarán quebrando todo nuestro aparato productivo?
Costa Rica debe reactivarlo, de lo contrario: ¡no se podrá aumentar la recaudación fiscal, asfixiando la producción nacional!
http://www.jazjaz.net/2014/12/ends-beginnings.html

Gráfico editado, tomado de http://www.jazjaz.net: Our Ends are Our Beginnings In Art By Daniel on December 18, 2014 See more at: http://www.jazjaz.net/2014/12/ends-beginnings.html#sthash.xq01i62w.dpuf

Nuestra realidad nos ha venido dando señales que, sistemáticamente hemos desatendido con una obstinada ingenuidad y ahora nos ha empezado a golpear de manera ineludible, crítica. Algunas voces trataron de advertirlo y fueron desestimadas, de manera insentata.
Una de ellas, Ayn Rand (1905-1982) escritora rusa, nacionalizada como estadounidense, hace casi 70 años expresó:

AYN_RAND_SOCIEDAD

(Ayn_Rand)

Ahora, cuando ya “el destino nos ha dejado rezagados“, ¿será muy tarde para tratar de revertir el producto de nuestra propia temeraria insensatez?
Siendo un optimista crónico, esperaría que no; sin embargo, todo parece indicar que será difícil y casi inevitable y talvez, solo talvez, después del colapso, podamos empezar una “Nueva Era” en la que podamos ser capaces de construir una sociedad basada en los elevados principios que deberían habernos guiado, como la Justicia, la Equidad, la Fraternidad y la Solidaridad, de manera rigurosamente ética. ¿Qué estamos esperando?…

En una de sus obras más importantes, “El Manantial“, plantea un argumento que sería un verdadero insulto para quienes creen que se puede hacer Arquitectura, manoseando sus propios valores… Su protagonista, ¡todo un héroe,! Howard Roark, es un arquitecto acosado por sus clientes, por defender de forma inclaudicable sus propios ideales…

¿Cómo pueden pedirnos que nos “amarremos la bolsa” y, por otro lado, tras bambalinas siguen en plena fiesta, favoreciendo sectores qué no necesitan de este absurdo “proteccionismo” a costa de todos?
¿Qué es lo que están buscando, al provocar un cortina de humo tan denso? ¿Cuál es el objeto?… ¿Devolver “favores”?…
(El mapa astrológico de Costa Rica revela un recrudecimiento de episodios tenebrosos y críticos… ¿Cómo es que no hay ningún grupo con el liderazgo y la capacidad para organizar, contener, evitar o cuando menos, mitigar el colapso, en esta “Crónica de una muerte anunciada”? ¿Qué necesitamos para abrir los ojos y reaccionare? ¿Con qué nos intoxicaron que nadie puede ver el peligro inminente y una gran mayoría sólo atina a garantizarse “pírricos intereses particulares”, actitud típica de ciertos conocidos roedores en un naufragio?
¿Nos vamos a dejar vencer por esta sensación de impotencia y frustración frente a la avalancha de improvisaciones y ocurrencias de ciertos políticos de turno…?
¿Cuál será la Patria que heredará el Futuro?
A este paso, tendrán que modificar la letra del Himno Nacional:… 

“¡Pobre Patria, tu escuálido pueblo

sin abrigo, con hambre mortal…!

 

En el programa “Las paredes oyen” el buen amigo, Edgar Silva recibió al extraordinario cantautor nicaragüense, Carlos Mejía Godoy y, en un intensísimo intercambio conversaron sobre su vida, su trascendental obra y sobre la cruda situación de nuestro hermano país, Nicaragua.

Fue un encuentro profundamente emotivo, nostálgico para quienes hemos sido parte — más que sólo testigos — de los procesos históricos paralelos que arrastraron a nuestros pueblos el pasado siglo y que hoy, nos vuelven a enfrentar en una situación tan compleja como absurda…

Al final de este extraordinario programa, los integrantes del Grupo Editus (Edín Solís, Ricardo Ramírez y Carlos Vargas) interpretaron un hermoso arreglo de la canción “Nicaragua, Nicaragüita”, — de la que, confieso, me ha sido imposible definir si la letra es de Luis Enrique o de su hermano Carlos. (En los buscadores, algunas páginas refieren que es del primero o en otras, de su hermano
Indiferentemente de cuál de los dos sea su autor, no podemos dejar de conmovernos ante la contagiosa y poderosa poesía de su canto:

Nicaragua Nicaragüita

Ay, Nicaragua, Nicaragüita
recibe como prenda de amor
este ramo de siemprevivas y jilinjoches
que hoy florecen para vos.

Cuando yo beso tu frente pura
beso las perlas de tu sudor
mas dulcitas que la frutita de tiguilote
y el jocote tronador.

Ay Nicaragua, Nicaragüita,
la flor mas linda de mi querer,
abonada con la bendita,
Nicaragüita, sangre de Diriangén.

Ay Nicaragua sos mas dulcita,
que la mielita de Tamagás,
pero ahora que ya sos libre,
Nicaragüita, yo te quiero mucho más.

Con su enternecedora música sucede otro tanto (¿cuál de los dos es el autor?…) pero nó, no nos podemos quedar ahí, porque al oírla resulta inevitable no asociarla con la entrañable “Zamba de mi esperanza” de Luis  Profili (cc Luis H. Morales) y que inmortalizaran Los Chalchaleros y Jorge Cafrune.

En ambas, hay una cadencia, en el tema principal, muy similiar (mi la si do# do# mi la do# o la la la si la la si do# ) en la que se expresa una especie de “Zeitgeist” (o Espíritu del Tiempo), porque las dos tocan nuestra misma esencia latinoamericana en una forma tan profunda que, no podríamos explicar sino como Canciones Hermanas, inspiradas ambas para la posteridad, exactamente como lo plantean Antonio Machado y Atahualpa Yupanqui en…:

La copla
(Manuel Machado)

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.
Procura tú que tus coplas
vayan al pueblo a parar,
aunque dejen de ser tuyas
para ser de los demás.
Que, al fundir el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de nombre
se gana de eternidad.”(*)

(*) El Maestro Atahualpa Yupanqui lo interpretaba así:

“Que, al volcar el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de fama
se gana de eternidad.”

(Nota:
Esta referencia es además de muy simpática, anecdótica, porque la tradición le acredita La Copla a Antonio; sin embargo, me acabo de enterar que fueron escritas por su hermano mayor, Manuel Machado… casi como una reedición de esta misma historia… ASV)

 

San José, Agosto 2018

Recientemente, un muy buen amigo, el Dr. Jaime Tellini me remitió un texto, atribuido a Pierre Teilhard de Chardin, en el que se hace una lúcida comparación entre los dos conceptos. Complacido se los comparto. Encierra una excepcional síntesis “esotérica” y guía para el “despertar de nuestras conciencias hacia un sano agnosticismo“. Al respecto el Dr. Tellini apunta:

“De alguna manera el presente mensaje encierra más de una enseñanza, muy oportuno y congruente con la situación planteada en el proceso cívico o, ¿eleccionario?…”

“Hermoso texto de Pierre Teilhard de Chardin (nacido en Orcines, 1 de mayo, 1881 – Murió en Nueva York 10 de abril de1955), que era un sacerdote jesuita, teólogo, filósofo y paleontólogo francés que intentó construir una visión integrada de la ciencia y la teología:

“No somos seres humanos que pasan por una experiencia espiritual,… ¡Somos seres espirituales que pasamos por una experiencia humana…!”

La religión no es sólo una, hay cientos. La Espiritualidad es Una.
La religión es para los que duermen. La Espiritualidad es para los que están despiertos.
La religión es para aquellos que necesitan que alguien les diga qué hacer y quieren ser guiados. La Espiritualidad es para aquellos que prestan atención a su voz interior.
La religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas. La Espiritualidad invita a razonar sobre todo, a cuestionar todo.
La religión amenaza y asusta. La Espiritualidad da Paz interior.
La religión habla de pecado y culpa. La Espiritualidad dice, “aprender del error” ..
La religión reprime todo, y en algunos casos es falsa. La Espiritualidad trasciende todo, ¡te muestra la diferencia entre la realidad y la Verdad!
La religión no es “Dios”. La Espiritualidad es todo y, por tanto, es “Dios”.
La religión inventa. La Espiritualidad encuentra.
La religión no pide ninguna pregunta. La Espiritualidad cuestiona todo.
La religión es humana, es una organización con reglas. La Espiritualidad es Divina, sin reglas.
La religión es la causa de las divisiones. La Espiritualidad es la causa de la Unión.
La religión te busca para que creas. La Espiritualidad necesita que investigues que busques.
La religión sigue los preceptos de un libro sagrado. La Espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.
La religión se alimenta del miedo. La Espiritualidad verifica y se alimenta de la confianza y la fe.
La religión está viviendo en el pensamiento. La Espiritualidad es vivir en la conciencia ..
La religión se ocupa de hacer. La Espiritualidad tiene que ver con el ser.
La religión se alimenta el ego. La Espiritualidad nos permite trascender.
La religión nos hace renunciar al mundo. La Espiritualidad nos permite vivir en “Dios”, no se da a él.
La religión es el culto. La Espiritualidad es la meditación.
La religión nos hace soñar la gloria y el paraíso en el futuro. La Espiritualidad nos permite vivir la gloria y el paraíso aquí y ahora.
La religión vive en el pasado y en el futuro. La Espiritualidad vive en el presen
La religión enclaustra nuestra memoria. La Espiritualidad libera nuestra conciencia.
La religión cree en la vida eterna. La Espiritualidad nos hace conscientes de la vida eterna.
La religión promete “vida después de la muerte”. La Espiritualidad es encontrar a “Dios” en nuestro interior, durante toda la vida…” •

  • Espíritu = Energía (que “no se crea ni se destruye, sólo se transforma“, por lo tanto, es eterna

Haciendo gala de su habitual generosidad, el Arq. Juan Carlos Camacho, compartió su excepcional talento como Maestro Acuarelista con el grupo de Introducción a la Arquitectura de la Universidad Internacional de las Américas…

JCC_UIA_2017-07-05-20-38-54

La experiencia resultó indescriptiblemente valiosa para todos los integrantes del curso, ante la solvencia técnica y capacidad didáctica con que fueron cautivados por el Maestro Camacho.

Gracias, muchas gracias a Juan Carlos y a Abel Castro, como Director de la Escuela de Arquitectura, por facilitar esta impresionante “exposición” con la que se están preparando los futuros profesionales, rumbo a una inédita excelencia…

UIA, San José, 5 de Julio del 2017

 

Como una broma pesada o como una reedición de la conocida escena de Scart, personaje de la Era del Hielo (serie de películas animadas de Blue Sky Studios, 2002), nuestras pensiones o fondos de retiro tienden a parecerse más a un espejismo que a la expectativa real depositada en ellas, excepto para algunos (as)…

tmp_22622-img_20170131_1539261309391947

… ¡Sin palabras!

Reflexión publicada en el blog de Astrovisión: PORDIOSEROS TICOS