Tag Archive: ARQUITECTURA


Haciendo gala de su habitual generosidad, el Arq. Juan Carlos Camacho, compartió su excepcional talento como Maestro Acuarelista con el grupo de Introducción a la Arquitectura de la Universidad Internacional de las Américas…

JCC_UIA_2017-07-05-20-38-54

La experiencia resultó indescriptiblemente valiosa para todos los integrantes del curso, ante la solvencia técnica y capacidad didáctica con que fueron cautivados por el Maestro Camacho.

Gracias, muchas gracias a Juan Carlos y a Abel Castro, como Director de la Escuela de Arquitectura, por facilitar esta impresionante “exposición” con la que se están preparando los futuros profesionales, rumbo a una inédita excelencia…

UIA, San José, 5 de Julio del 2017

 

Colegas y Amigos,
Profundamente agradecido con el Arq. Edwin González, la Junta Directiva y el personal administrativo del Colegio de Arquitectos de Costa Rica, con su Consejo Editorial y sus coordinadores, Arq. Andrés Fernández y Gustavo Pérez, por la confianza depositada en mí, les invito a disfrutar de un corto documental, con motivo de la celebración del Cuadragésimo Aniversario de la Revista Habitar.
habitar_90

El pasado 2 de mayo, hace 497 años falleció en Amboise, el más famoso “polímata”: Leonardo da Vinci y al editar su extraordinario “Hombre de Vitruvio” surgieron estos pensamientos sobre la descomunal responsabilidad ética que tenemos, quienes aceptamos el desafío de ser Arquitectos, en un mundo que desconoce sus más elementales principios, porque,

ARQUITECTURA_EXPRESIÓN_SAGRADA

Por eso, mientras se permita y acepte la improvisación y la suplantación de los Arquitectos, en manos y mentes ignorantes e inexpertas, el mundo habrá de conformarse con ADEFESIOS, en vez de EDIFICIOS que respondan de manera apropiada a su realidad.

Mientras el mundo confunda ARQUITECTURA con construcción (desechable) continuará avanzando hacia su destrucción.

Mientras se pretenda solucionar los problemas de fondo, sólo con cambios de forma, la sociedad seguirá errando su curso y discurso.

Si, parafraseando a John Arches: “La Arquitectura es el recubrimiento exterior de nuestro ser interior” (artículo publicado en el número 60 de Habitar, CACR, abril 2008) y el orden cósmico no puede improvisarse, porque sus leyes no son espontáneas ni aleatorias, ¿porqué seguimos apostando a las 3D (al desequilibrio, al despilfarro y a la destrucción)?

 

 

 

COSTA RICA_ARQUICULTURA_FC

ARQUITECTURA-1

Resumen de  la actividad y comentarios de una de las redes sociales, al respecto: A Franklin Garcia Castro, Meli Roda, Sergio Erick Ardon Ramirez y 4 personas másles gusta esto.
Comentarios
Arquitecsa Costa Rica ASV: Ni el planeta tampoco…

José Luis Jiménez Crespo José Luis Jiménez Crespo ¿Donde andabas, maestro?

 

Arquitecsa Costa Rica ASV
Maestro, he estado en un retiro voluntario,… estudiando, estableciendo una distancia apropiada para tratar de entender cómo, disponiendo del mayor contingente profesional de nuestra historia, hemos permitido que nuestro país se nos fuera por el despeñadero en manos de mequetrefes ineptos jugando a políticos… Como expresé en el congreso de arquitectura del CACR, la opción no es un nuevo partido sino una revolución. Para eso, necesitamos mejorar la Educación. Para eso, nuestro pueblo debe “abrir los ojos”, porque así como estamos, “las hostias las deberían hacer en Sarchí, como ruedas de carreta, porque los ticos se tragan cualquier cosa”… ¿Hacen falta pruebas?…
De la arquitectura si nos beneficiamos, de los dioses (everybody) no
Arquitecsa Costa RicaAS¿Estás seguro?...

Arquitecsa Costa RicaASV ¡
Qué dilema! ¿Cómo pueden “beneficiarse” los arquitectos, cuándo la “arquitectura” (local y global) está en una condición tan deplorable?…  
Si, se le suele confundir con “obra construida”, realizada en un altísimo porcentaje por intermediarios externos, cuyo principal “fin es el financiero” (de nuevo un precepto religioso) y, en esa rentabilidad no hay espacio para los valores humanistas esenciales de la disciplina y menos aún, para la satisfacción de los usuarios (calidad) . Ante este panorama, resulta inexcusable, conformarse con “pírricas ganancias” y con la imposibilidad material de concretar las respuestas que la realidad demanda.
Obnubilados y expresando una latente o evidente esquizofrenia (imaginando como reales, condiciones inexistentes), tal y como menciona Steven Curl, en el prólogo del libro de Nikos Salíngaros : “Antiarquitectura y deconstrucción, el triunfo del nihilismo” (Editorial Diseño, 2014):
“los arquitectos y críticos de arquitectura se han vuelto peritos en manejar caprichosas palabras de sonidos atrayentes mientras proclaman las desnaturalizadas cualidades del estilo deconstructivista. Esta danza lingüística se usa para justificar la carencia de significado de la arquitectura de modas”. Pero, a los que hemos sido bendecidos con una educación clásica, no nos seduce el sonido de estas palabras. Sabemos que no es más que simple jerga vacía, un seudo-lenguaje sin sentido y retumbante de la peor especie. Los cultos inventan sus propias liturgias y lenguajes fraudulentos…
Ese mundo de ciudades inhabitables, de incesante ruido, de violenta pornografía para “entretenimiento”, de destrucción de recursos naturales, de incivilidad, peligro, egoísmo y otros horrores concomitantes, está convirtiéndose rápidamente en una pesadilla de las mas horribles en la que hasta los edificios son pervertidos, deformes y amenazantes. Los arquitectos están hoy día entrenados para destruir: les han lavado el cerebro para que exterminen organismos vivientes como las ciudades y no abrigan otro sentimiento hacia los viejos edificios que no sea destruirlos también. Están entrenados para venerar y hacer rutilar los pocos arquitectos “estrellas” que han sido favorecidos por los árbitros del gusto — las revistas — y sólo en el caso de que estas estrellas se pierdan o caigan del firmamento, dejarían de reverenciarlas. ¿Qué podemos esperar de ellos? No hacen otra cosa que imitar lo que en un tiempo estuvo de moda y que ya es passé, de modo que (vacíos de mente y torpes que son ), optan finalmente por retractarse y, dedicarse a hacer otra cosa que les reporte beneficios en un campo totalmente diferente. Probablemente un empleo incurioso — que parece ser lo más común hoy día y que encajan en el tipo de producciones de muchas escuelas de arquitectura — les resulte apropiado.” (Curl y Salingaros, 2014)
En esa misma dirección, ¿qué descomunal responsabilidad ética tenemos desde la Academia, por acción u omisión?
Cómo Director de una Escuela de Arquitectura, al igual que Álvaro Rojas, José Luis Jiménez, Mario Azofeifa, Rodrigo Martínez y muchos otros colegas has de haberte enfrentado al desafío de corregir el rumbo curricular y a la frustración de no poder modificarlo por una rígida estructura burocrática y porque el poder hacerlo está en manos de los dueños y no de las direcciones:
“La enseñanza de la arquitectura sigue estando aislada del resto del mundo y su propio futuro está en cuestión (aunque a los que tienen el control o bien, no saben, o no quieren examinar la posibilidad)…
No podemos esperar que se preparen arquitectos humanistas en nuestras actuales escuelas de arquitectura sin un cambio radical en el tipo de programa educacional. El “establecimiento” arquitectónico percibe correctamente ésto como una amenaza mayor a su continuada dominación ideológica.” (Salingaros, 2014)
No podemos sentirnos satisfechos, en ningún sentido, cuando siendo los únicos profesionales preparados para planificar, no asumimos el compromiso ético que implica, mientras vemos al país sumido en la improvisación más grosera con ocurrencias tan cortas como las mentes de sus propulsores.

Ésto es tan frustrante como constatar que, no hemos sido capaces de desarrollar ni siquiera, un modelo arquitectónico ni un sistema constructivo, basado en nuestros recursos locales, que permitiera al menos, mitigar o contribuir a resolver una digna habitabilidad para los sectores socialmente excluidos y relegados a “soluciones” importadas para construir caballerizas o porquerizas…
Sino actuamos, seguiremos siendo cómplices adherentes o adláteres de este nefasto culto depredador y criminal…
 Sergio Mora Sergio Mora ¿y entonces?… ¿pa’ qué sirven?
Arquitecsa Costa Rica ASV: ¿”para qué sirven? ¿Qué o quiénes?…
¿La arquitectura, los arquitectos, los dioses…?
 Sergio Mora Sergio Mora Alles…! (¡Todos!) 
Los dioses ya sé… niente…solo sirven para extorsionar incautos y dar de comer a quienes los profesan (i.e. oppium populorum)… tons, en la pregunta solo quedan la arquitectura y los arquitectos.
 Arquitecsa Costa Rica ASV:
Hay un punto en común en el que la “arquitectura“, tal y como refiere, en su libro: “Antiarquitectura y deconstrucción: el triunfo del nihilismo”, Nikos Salíngaros (que me fuera revelado gracias a Alvaro Rojas) se convierte en un objeto de culto religioso, abierto sólo para “iniciados”, bajo el falso supuesto de que la gente ordinaria “no la entiende”, contradiciendo su esencia y razón de ser: construir calidad de vida para toda la población…
La gran paradoja respecto a la práctica y enseñanza de la arquitectura es que,…
” los arquitectos ordinarios pasan todos los días como de costumbre, inconscientes de la polarización de su disciplina… La profesión no es autónoma y como resultado el público no es protegido de profesionales que abusan y dañan la naturaleza de su delicada geometría. Las acusaciones acerca de la incapacidad o desgano de la profesión arquitectónica de adaptar a las sensibilidades humanas y la ecosfera son contestadas por un brillo superficial y mucha exageración…” (N. Salíngaros)

<Continuación de la saga: PROYECTO MORA: UNA LECCIÓN DE ARQUITECTURA Y DEMOCRACIA…>

Reflexiones sobre los estériles y absurdos criterios subjetivos de sus detractores.

¡Qué lamentable!

¿No es absurdo que privemos al futuro de Arquitectura, argumentando, vociferando y desgarrando criterios que no tienen nada de arquitectónicos pero si muchísimo de espasmos biliares y de intereses particulares?

¿No deberíamos “enrojecernos” de la vergüenza ante nuestro más corrupto y cómplice silencio, cuando se habla de “urbanismo”, si ni siquiera contamos con un mínimo “código urbano” y ni las organizaciones gremiales, ni los profesionales, ni las instancias institucionales han sido capaces de “ordenar y planificar” ni el territorio ni la normativa que nos demanda la realidad?

¿No es el ambiente el recurso patrimonial primario?… ¿Y la identidad, hoy carcomida por la ignorancia hipertrofiada por “obra y gracia” de las clases gobernantes?

¡Es ridículo que hablemos de “patrimonio” si el marco jurídico de la Ley N°7555 y su reglamento es un adefesio que atenta contra su preservación y todos se conforman con su “letra muerta” sin hacer nada por corregir ese horror histórico!

¿Lo usamos por el carácter mediático del concurso o para reclamar los “15 minutos de fama” de quienes deberían callarse, si tuvieran un ápice de dignidad y de ética porque, como antecedentes, sólo podrían exhibir inopia e ineptitud en la defensa de todo patrimonio histórico arquitectónico ya desaparecido?

¿Adónde estaban esos mudos testigos cómplices cuando, en forma sistemática se destruyeron obras icónicas irremplazables en un “cataclismo insaciable” desatado, con premeditación y alevosía, principalmente en la segunda mitad del siglo pasado y primera década del presente?

¿Adónde estaban “consejales y munícipes” ministros, actores y actrices?

¿Adónde estaban esos adalides defensores, cuando las obras que, ahora defienden con tanta vehemencia, se convirtieron en “cucaracheros” inhabitables?…

“¡Zapatero, a tus zapatos!”

Quienes reclaman y atacan al proyecto “Mora”, ¿no firmaron, bajo juramento que aceptaban la decisión inapelable del Jurado, presidido por el Arq. Alvaro Rojas o, es que desconocen las normas mínimas del decoro y de la ética, siendo parte interesada, por haber participado con sus propias propuestas en el concurso mencionado?

¡El Proyecto “Mora” se debe construir, sin “demora”!
¡El Proyecto “Mora” es por mérito propio, uno de los símbolos que debe marcar nuestra nueva Arquitectura, concebida y realizada con nuestros propios recursos y valores… ¡

¿No es paradójico que quienes ahora lo atacan, actúen de la misma forma en que lo hicieron quienes asesinaron a nuestro Libertador porque, había sido “capaz de trazar un futuro posible, para nuestro país”?

Un futuro que debe y exige ser colectivo, fundado en el compromiso, la valentía y la capacidad de todos, no solo en los mezquinos y deleznables intereses de unos cuantos…
Los arquitectos tenemos el indeclinable deber de concretar y defender, en la realidad, el derecho de todos a ese armónico futuro que visualizamos, para garantizar su calidad de vida… Este compromiso implica el ejercicio correcto para el que nos preparamos y que no puede reducirse a su limitada rentabilidad financiera. Sus valores son imponderables y deben trascender para que podamos superar la miopía y la ignorancia imperantes.
¡La Arquitectura – en mayúscula- es y será siempre el Patrimonio del Futuro!

Caeli-1

Así, quién niegue el poder infinito de la Luz de las Estrellas y sus ciclos, desdeña, por su ignorancia y prepotencia, la Obra de nuestro Supremo Hacedor; por eso, como fieles seguidores del “Gran Arquitecto del Universo” y de la Gnomótica de Vitruvio, nuestra Arquitectura debe concebirse y ejecutarse en estricto apego a sus Leyes Divinas, porque si “fuimos hechos a su Sagrada Imagen y Semejanza“, tiene que ser “el recubrimiento exterior de nuestro ser interior” (Arches), para que,

¡CULTURA Y NATURA SEAN UNA ARMÓNICA ESTRUCTURA! 
ASV-2014

GRACIAS COMPAÑEROS POR EL EXTRAORDINARIO ÉXITO OBTENIDO CON LA CONFERENCIA “APC” REALIZADA AYER 8 DE OCTUBRE EN LA UNIVERSIDAD LATINA, SEDE DE HEREDIA.

La capacitación estuvo a cargo de la Arq. Elsy Rojas del Dpto. de Simplificación de Trámites del CFIA quien, con un excepcional dominio sobre todos los aspectos del sistema, respondió a todas las inquietudes y expectativas de los asistentes. Fue una verdadera actualización a la dictada por el Ing. Freddy Bolaños, el cuatrimestre pasado.

En esta importante actividad, participaron estudiantes y docentes de Taller XII, Seminario III de la Licenciatura en Arquitectura y de Ingeniería Civil.

Gracias a nuestras autoridades por el apoyo y la confianza, en este proceso de preparación hacia la excelencia, de todos nuestros estudiantes, como los futuros profesionales que, nuestro país demanda y requiere.

Abel Salazar , Arq.
Taller XII  Licenciatura
Escuela de Arquitectura y Urbanismo Universidad Latina, Sede de Heredia

APC-ULATINA_10 APC-ULATINA_01 APC-ULATINA_01_redimensionar APC-ULATINA_02 APC-ULATINA_03 APC-ULATINA_05 APC-ULATINA_08 APC-ULATINA_09

Releyendo la Historia de la Arquitectura (Antología Crítica), Celeste Ediciones, Madrid, 1997 de Luciano Panetta – uno de los libros que atesoro con admiración, por su incuestionable contenido- he encontrado una cita del Essai sur l’Architecture, 1753, ed. París, 1755, “Preface”, pág. XXXIII (Ensayo sobre la Arquitectura) de Marc Antoine Laugier, simplemente impresionante. Juzguen ustedes:

“(…) Es necesario que un artista se pueda dar razón a sí mismo de todo lo que hace. Para ello necesita principios inmutables que determinen sus juicios y que justifiquen sus elecciones, de tal suerte que pueda decir que una cosa está bien o mal, no simplemente por instinto sino de forma razonada y como un hombre instruido en los caminos de la belleza.

(…) Hasta ahora la Arquitectura ha estado abandonada al capricho de los Artistas, que le ha impuesto los preceptos sin ningún criterio. Han fijado las reglas al azar, a partir de la simple inspección de los edificios antiguos. han copiado los defectos con la misma escrupulosidad que las bellezas; imitadores serviles, todo lo que venía autorizado por los ejemplos ha sido declarado legítimo.

(…) Todos los modernos, a excepción de M. de Cordemoi, no hacen más que comentar a Vitruvio, …Este autor, más profundo que la mayoría de los otros , ha descubierto la verdad que para ellos estaba oculta. Su Tratado… contiene principios excelentes… De ahí he deducido: 1º que hay en la Arquitectura, bellezas esenciales, independiente del hábito de los sentidos o de la conversión de los hombres; 2º que la composición de una obra de Arquitectura es susceptible, con todas las cosas del espíritu, de frialdad y de vivacidad, de exactitud y desorden; 3º que para este Arte, como para todas las demás, es necesario un talento no se adquiere, un genio que otorga la naturaleza; y que este talento, este genio, sin embargo, debe ser sometido y cautivado por las leyes. (…)”

Han transcurrido 260 años y hoy seguimos en un peor mazacote, digno del “Cambalache” de E.S. Discépolo… Hemos sido incapaces de RAZONAR lo que hacemos y seguir con disciplina, las reglas que deberían normar nuestra Disciplina…
Después nos quejamos que “improvisados o arrivistas” se arroguen el derecho de hacer planos “arquitectónicos”, mientras esperamos que nos llegue la “chispa creativa” para seguir en la irresponsable fiesta depredante y consumista…